Una chica como otra cualquiera,
El chico mas popular del instituto,
Un mundo totalmente diferente que les separa.

14/2/12

Capitulo 23 :La cenicienta


Después de pasar una noche un poco extraña me sentía mareada, retazos de un sueño lejano me llegaban a la mente en forma de imagines sucesivas sin sentidos. Miré mi reloj y eran las nueve de la mañana, así que sin pensarlo dos veces decidí darle una sorpresa a Jack. 
Me di una ducha rápida que consiguió relajarme, el mareo que sentía por la mañana poco a poco se desvaneció. Me puse lo primero que pille, después pensé en lo que Débora diría de mis viejos vaqueros y aquella camiseta desgatada, me quité la ropa y me puse un sencillo vestido blanco que conjunté con unas sandalias rosas que me hacía  bastante tiempo que no usaba. Cogí las llaves y el dinero y me dirigí hacia el hospital, por el camino paré a comprar café en la cafetería de Bogues, decían que el señor Jhonson servía el mejor café de esa parte de la ciudad. Compré café y algunos bollos de chocolate, sé que a Jack le encantaban ese tipo de caprichitos. Cuando llegué al hospital me dijeron que Jack estaba durmiendo, poco me importó ya que me colé como pude por secretaría para poder llegar a su cuarto. Cuando entré allí, tal y como me habían dicho estaba dormido, me acerque a él y le bese la mejilla. Sus labios que no tenían  expresión  alguna se movieron hasta haber formado una sonrisa, Jack  abrió los ojos y se intentó levantar.
-Eh… -susurré- me han dicho que no puedes moverte.
-Tonterías- respondió haciéndose el duro.
-Chico malo –volví a besarle la mejilla – Dentro de una semana volveremos a ir al parque, dar paseos por ahí… lo que hacen las personas normales.
-Nunca hemos hecho cosas de esas, dicen por ahí que no soy nada normal –se burló.
-Nunca es tarde para empezar – dije acordándome de las palabras de Parker.
-¿Qué tal ayer? –preguntó Jack intentando cambiar el tema 
-Bien – respondí- compramos los vestidos y Débora me presento a un amigo suyo, Parker O’conner. ¿Te suena de algo? – disimulé.
-Supongo que es de la panda de Erik, pasaba mucho tiempo con él, así que conocería a sus amigos.-Me dijo mostrándose algo  desazonado.
-Supongo – asentí 
-Te ha hablado de Erik, ¿No es así? – preguntó un poco desconcertado.
- Nos lo encontramos ayer, por eso me lo contó, sino no creo que me lo hubiese hablado de él.
-Hacía mucho tiempo que no le veía – contestó.
-Creo que eso va a cambiar un poco – Dije sin reflexionarlo.
- ¿Y eso  a que se debe? – Preguntó intrigado.
- Consiguió su número de teléfono, ya tenía su móvil de trabajo, pero ella quería el personal y consiguió que Parker se lo diese.
-Débora siempre consigue lo que quiere – añadió Jack-En eso se parece a mi- Exclamó mientras que me rodeaba la cintura con sus brazos.
-A través de los demás –dije sabiendo que esa cagada supondría  consecuencias  negativas.
-¿Qué te obligo a hacer? – preguntó intrigado
- Nada del otro mundo, no te preocupes – mentí.
Jack me miró a los ojos y de nuevo esa sonrisa tan bonita volvió a formase en su cara.
-Gracias por el desayuno – me dijo al ver lo que había dejado en la mesilla – no hubiera aguantado que mi último desayuno hubiera sido colchón molido con zumo de alquitrán 
- ¿Tu ultimo desayuno? - pregunte confundida.
- Después de cenar no podré comer nada hasta horas después de la operación –Respondió haciéndose el duro de nuevo. 
-¿Cuando podre volver a verte? –Pregunté triste al recordar que él no iba a asistir al baile.
-Mañana por la tarde es la operación, pasado tienes un baile, así que al día siguiente espero que vengas a verme – volvió a sonreír.
- Un baile que sin ti suena algo aburrido –Dije decepcionada.
- Todas las princesas deberían tener un baile –Jack encontró de nuevo la perfecta manera de consolarme. 
-No sin su príncipe –dije dejando brotar unas lágrimas de  mis ojos.
-Eh, no llores – Me pidió Jack – sh, Nath ¿Por qué lloras? – Preguntó.
-Tengo miedo – respondí entre sollozos, mucho miedo.
-¿Pero porque? – preguntó.
-Jack – dije susurrando sin poder contenerme las lagrimas– No me puedo creer que ni siquiera tengas un poquito de miedo, es una operación peligrosa.
-No sigas, no tengas miedo, no me va a pasar nada – me dijo haciendo el amago de abrazarme –le abracé con todas mis fuerzas.
-Bicho malo nunca muere- se burló.
-¿Qué tal esta Lúa?-pregunté acordándome de la hermana pequeña de Leo.
-La dieron ayer el alta, por la tarde, sus células se recuperan muy rápido.
-¿Y Shamara?- Pregunté notando su ausencia.
-Han venido sus tías de Europa y han ido a la ciudad, algo así como de guías, es la hermana de su padre- dijo Jack sonriendo y dando a ver que se sentía bien por la pequeña Shamara.
-¿Qué tal esta?-Pregunté.
-Demasiado bien para la situación que está viviendo. –Contestó apenado.
-No conozco a ninguna niña más fuerte.
Cuando Jack fue a hablar sonó mi teléfono, miró mi bolso y me hizo la señal para que contestase.
Busqué el teléfono en el bolso y me tope con un millón de cosas inservibles, peines, cascos enredados, paquetes de clínex casi vacíos, otros aun sin abrir, pilas, algún que otro espejo… y allí estaba, por fin, el móvil. Miré la pantalla y vi un número que no conocía, al principio dude si cogerlo, después me arme de valentía y descolgué.
-¿Si?- Respondí
-¿Qué te apetece hacer hoy?- preguntó una voz que me sonaba un poco.
-Hola mama- mentí.
-Me gusta que me trates como tu amante secreto, esto cada vez se pone más morboso.
-Adiós mama, luego te llamo ahora no puedo hablar- Me despedí de mi “supuesta madre” y guardé el numero con el nombre de “O’conner”
-¿Has colgado a tu madre?- Preguntó Jack asombrado entre risas.
-Algo así- contesté.
El teléfono móvil volvió a sonar, me estaba empezando a cansar de la canción que tenía de cómo tono.
-¿Quién? – Pregunté sin mirar quien llamaba
-Otra vez yo, te echaba de menos ¿Te parece bien que salgamos a comer? – Preguntó Parker con voz coqueta.
-No – Respondí firmemente.
-¿Qué pasa? – Pregunto Jack.
-Cuéntale lo nuestro – Dijo Parker.
Él sabía que Jack no iba a escucharle, no quería meterme en ningún lio, solo sacarme un poco de mis casillas.
-Mira Pa… digo mama, no puedo hablar ahora en 5 min te llamo-Volví a colgar.
-Nath, mejor vete, que no quiero que te metas en ningún lio con tu  madre, y menos por mi- me dijo Jack, se estaba portando como un sol.
- No importa, quiero pasar un ratito contigo.
-Señorita va a tener que perdonarnos, ha venido el doctor para hacerle las últimas pruebas- Dijo una enfermera que acababa de entrar.
-Lo siento Jack, otra vez será- volvió a hablar la enfermera
Me despedí de Jack con un tierno beso y con un “te quiero”  al oído.
-Te llamaré- le prometí.
- Haz muchas fotos y ponte guapa, te quiero- Fueron las últimas palabras de Jack.
Salí del hospital haciendo una lista en mi mente de lo que me quedaba por realizar hoy. Busqué como pude cualquier cosa para entretenerme, pero no se me ocurría nada. Decidí dar un paseo y tomarme un batido en  Starbucks.
Mientras caminaba por aquellas calles contaminadas de California, miraba a mí alrededor buscando algo con lo que entretenerme,  las calles iluminadas por un tenue sol estaban inundadas de personas con rostros desconocidos, chicas presumidas con su bolso de Prada bailoteando sobre sus tacones en busca de algún otro vestido para rellenar esos armarios que ocuparían la mitad de mi casa. Funcionarios con trajes de Armani, otros solo aparentando, vistiéndose con imitaciones baratas que se pueden encontrar en cualquier lugar a las afueras de la ciudad. También habían miles de madres aprovechando las rebajas de fin de curso para presumir de unas gafas Dolce and  Gabbana de hace cinco temporadas.

Según el panorama que veía, el ser algo en la sociedad de California involucraba vestir con ropa de marca, usar gafas caras y bolsos lujosos. Yo no entraba en la clase más baja de personas reconocidas de esta sociedad, pero mucho menos en la clase alta. Divisé un banco en el que podía relajarme durante unos minutos, numerosas personas que pasaban frente al banco me observaban buscando la razón por la cual una chica de mi edad estaba en el centro de California sentada sola. Miré mi reloj y eran las doce, decidí pasarme por algunas tiendas para comprarme unos zapatos que conjuntasen con mi pomposo vestido rosa. 

Entré en varias tiendas, y al ver los precios de unos simples zapatos intenté disimular y salir de alguna manera sin que los dependientes me miraran mal, pero ya lo hacían antes de que entrara, así que tampoco me importó mucho. Seguí paseando por las numerosas calles de California sin seguir ningún rumbo, después de muchas vueltas acabé en una vieja calle que no había visto nunca, en pocas palabras, me perdí. Prolongué mi camino intentando buscar alguna persona a la que preguntar cómo salir de esa tenebrosa calle. 
Después de intentar hablar con varias personas que al parecer tenían fobia a las personas desconocidas, decidí salir de allí por mis propios pies. Caminé hacia donde pude  hasta dar con un callejón sin salida, después de dar la vuelta divise una pequeña tiendecita escondida junto a dos portales un poco viejos, observé bastante luz y me acerqué. En la parte superior del escaparate había un viejo letrero en el que ponía: “Los zapatos de Simón” me acerqué al escaparate y entonces los vi, esos zapatos que cautivaron  mis ojos, mi corazón y todos mis sentidos. Nunca antes había sentido algo así por unos zapatos, pero esta vez era diferente, aquellas finas sandalias tenían que ser mías. Eran perfectas para mi vestido. Sin pensarlo dos veces entre en la tienda, abrí la puerta y sonó la típica campanita colgada encima de la puerta. Todo lo que había colocado en las estanterías parecía bastante viejo, me acerqué a una pulsera que parecía de plata, tenia pequeñas estrellas rosadas, cuando fui a cogerla para observarlas mejor alguien por detrás me habló, del susto que me dio solté la pulsera dejándola caer al suelo.
-Tranquila bonita, yo la recogeré – Contestó una anciana. 
Era una mujer de edad bastante avanzada, tenía el pelo invadido por las canas y sus ojos marrones mostraban una sensación de amabilidad que era imposible de no notar.
-Lo siento- me disculpé por haber tirado la pulsera al suelo.
- No importa pequeña, ¿buscas algo o has entrado solo por curiosear un poco?-Preguntó la anciana.
-La verdad es que me he perdido…-Contesté algo avergonzada.
-Te enseñaré por donde se vuelve al centro-Me cortó.
- No, no he entrado aquí para preguntar el camino, esas sandalias que tienes en el escaparate, quería saber su precio.
La anciana me miró y se empezó a reír.
-¿Qué es lo que pasa?-Pregunté.
-Esa es una réplica de las sandalias de verdad, las verdaderas están guardadas en el almacén con llave, son antiguas, pero caras y preciosas.
Me imaginé 50 dólares o como mucho 80 dólares.
-¿Y cuál es su precio?-Pregunté.
-No podrás pagarlas- Rió la ancianita.
-¿Por qué cree usted eso?-Pregunté comenzando a enfadarme.
-Cuestan tres mil ochenta dólares a precio de fábrica.
-¿Bromeas?-Pregunte anonadada.
-De ninguna manera- contestó.
-Pues va a ser que tiene algo de razón, no podre pagarlas…
-No importa, las tengo tanto aprecio que me da hasta pena venderlas, pero con la edad que tengo los únicos zapatos que me quedan bien son los de andar por casa. -Respondió la ancianita intentando ponerle algo de humor a la situación. 
-Gracias por todo igualmente-La contesté- bueno, voy marcharme, algún gracioso a cambiado las calles de sitio y tengo que buscarla para poder llegar a la hora de comer a casa.- La dije en tono jocoso.
-Sigue la calle hasta el fondo y gira a la derecha, es una calle bastante estrecha, pero cuando salgas te encontraras de nuevo en el centro.
-Gracias- Contesté dándome la vuelta, pero aquella anciana ya no estaba allí. Salí de la tienda algo decepcionada debido a que seguía teniendo antojo de aquellos preciosos zapatos. Teniendo en cuenta  las instrucciones de la anciana, llegue de nuevo al centro, cogí el metro y llegue a la parada del autobús que tenía que llevarme a mi casa. En el autobús me puse los cascos y encendí mi MP4, decidí escuchar la canción que fuese, la que tocara, sin buscar en la lista la que me apetecía, le di al play y sonreí, dio la casualidad de reproducirse una de mis canciones  preferidas, “Carry on my wayward son” , del grupo  Kansas...
Miré a mí alrededor y vi que el autobús estaba casi vacío. Eso me relajo bastante,  mi parada era la última así que me acomodé bien, bajé un poco el asiento y me recosté con los ojos entrecerrados, cuando volví a abrirlos estaba a dos paradas de mi domicilio, baje del autobús y entré corriendo a mi casa  dando saltos. Cuando pisé el porche me vino un  olor increíble a puré de calabacín,  que  por mucho que no me gustase de vez en cuando sentaba bien comer otra cosa que no fuera pizza congelada o lasaña a domicilio. Empezaba a  parecerme a Garfield. Entré corriendo por la puerta  y entonces recordé que mi madre estaba de viaje, el olor debía de provenir de algún vecino.
Comí algo de pollo que tuve que descongelar y difícilmente preparar. Cuando terminé de limpiar los platos  y me asomé por la ventana. Vi un coche que me resultaba familiar.
-¿Un Lamborgini?-Pregunté pensando en Parker.
Mire por la ventana y allí estaba aparcado aquel coche, apoyado en él estaba Parker, mirando en dirección a mi casa y con los brazos cruzados.
 Salí de casa y miré confusa a Parker, él seguía sin moverse, llevaba puesta una camiseta de color marrón grisáceo, conjuntado con unos pantalones negros.
-¿Se puede saber que haces aquí?-Le pregunté.
-Habíamos quedado-Contestó Parker con la voz firme.
-No habíamos quedado- contesté enfadada.
-Estabas deseando  verme- Me dijo mientras que se abría la puerta trasera de su coche.
-Ya te he dicho que no quiero ver la parte de atrás, no creo que haga falta volver a repetírtelo - Respondí enfadada.
- De acuerdo, ¿Cuánto pesas? –Preguntó sonriente.
-No creo que eso te incumba - Contesté airada.
-Espero que no mas de 25Kg, ya que la sillita de niño no creo que te aguante, pero me encantaría verte con un chupete- Dijo con cara coqueta.
Miré el asiento delantero del coche y allí estaba, una sillita de color rosa con corazones de colores a los lados.
-Padre adolescente- Respondí sin pensarlo apenas. No me extrañaba mucho.
-De adolescente nada y de padre aun menos, aunque me encantaría, claro que ahora no, mas adelante.
-¿Cuidas niños en tus horas libres?- Me burlé.
-Es mi sobrina- aclaró el malentendido.
-De acuerdo- lo deje estar- entendido.-Podrías decirme…
- No más preguntas- me cortó- al menos por ahora- me dijo acabando la frase con una de sus sonrisas.
-¿Y a donde se supone que vamos?- Pregunté intrigada.
-Tengo tu vestido, podremos ir a mi casa y te lo pruebas- dijo Parker arqueando las cejas.
-Muy gracioso-  me reí tomándomelo como si fuera una broma.
-Nath, no es una broma, no sé, creo que no me entiendes.
-¿Qué es lo que no entiendo?- Pregunté confusa
-No habrá ni batidos, ni helados de fresa, ni largos paseos por el parque, creo que encontraremos la manera de divertimos de una forma distinta.
-Sabes antes no lo entendía, pero ahora sí que no lo entiendo.-Contesté desorientada.
-Con el tiempo lo acabaras entendiendo.
-Parker, te lo explicare yo a ti ya que parece que el que no lo entiende eres tú.
-Adelante-dijo impaciente.
-Tú y yo- dije acompañado con señas mis palabras- tu y yo- volví a repetir- no somos nada
-Por ahora- Añadió
-Ni por ahora ni por nunca- le contesté empezando a cabrearme.
Parker sin contestar arrancó el coche, miró para atrás y sonrió.
-¿Por qué sonríes?-le pregunté, esta situación me estaba sacando de quicio.
-No estaba sonriendo-Mintió.
-Mientes.
-De acuerdo- asintió – sonreía.
-Avanzamos… - respondí.
-¿No quieres saber el motivo por el que sonrió?
-Tú eres de los rubios de dicho –Me burlé de él con un chiste algo pasado de moda. 
-Cuando estés tumbada en mi cama y solo las sabanas de seda tapen tu cuerpo desnudo, te lo cuento.
-¿Sabanas de seda?-pregunté intentando contener la risa.
-Cuando las pruebes dejaras de burlarte.
-¿A dónde vamos entonces?-Volví a preguntar.
-Cierra los ojos y disfruta del viaje las niñas de tu edad no suelen montar en coches de este tipo.
-Me da miedo estar a tu lado con los ojos abiertos y pretendes que los cierre.
-Arriésgate, pero se ve que estas cansada, a mi me da igual.
Intenté mantenerme despierta todo el tiempo que pude pero mis parpados se fueron cerrando poco a poco hasta quedarme profundamente dormida.
Cuando volvía a abrir los ojos me encontraba totalmente perdida. 
Estaba tumbada en una cama enorme cubierta casi estera con una manta de color vainilla. Al principio me asuste, me levante rápidamente y comprobé que estaba vestida, al comprobar que Parker no era un degenerado mental me tranquilicé y suspiré por lo  bajito. Miré mi reloj, eran las siete de la tarde, me recosté en el cabecero de la cama y busque a Parker a mi alrededor, como vi que no estaba me dispuse a salir de la cama, pero justo en ese momento entro en la habitación con una bandeja en la mano.
-Veo que la bella durmiente se ha despertado, que lastima, por cierto te he hecho un sándwich, espero que te guste el jamón de york.
-¿Parker porque?- pregunté frotándome los ojos para terminar de despertarme del todo.
-Esperaba poder despertarte con un beso, siguiendo la antigua tradición del cuentecito- se burlo.
-¿Cómo he llegado aquí?-Pregunté mirando a Parker
Parker se sentó en la cama y puso la bandeja sobre mis piernas, yo sin pensarlo dos veces, cogí el sándwich y comencé a comérmelo. Parker me miraba sin decir ni una palabra, me levanté de la cama con el sándwich en la mano y me acerque a la ventana, cuando vi el paisaje que rodeaba su casa me enfurecí muchísimo, me di la vuelta enfadada y comencé a gritarle.
-¿De qué manera has tardado casi una hora en llegar aquí si este Parque esta a diez minutos de mi casa? –Intenté buscar  una explicación coherente.
-Había atasco- contestó.
- Parker-Grité- diez minutos andando, tres horas en coche.
-De acuerdo, de acuerdo- contestó- confesaré.
-Adelante, sea cual sea la confesión, serás declarado culpable.
-Un par de  observaciones antes de la confesión- Añadió
Asentí con la cabeza esperando sus palabras
-La primera observación es que la culpa es tuya y solamente tuya y la segunda observación es que si me condenan por este delito seré soltado debido a mi buena conducta.
¿Culpable yo? ¿Buena conducta? Preguntas que resonaban en mi mente.
-De acuerdo, confiesa O’conner – le amenace extendiendo el tenedor hacia su cuello.
-Tranquila, tranquila- respondió- confesare, fui a recoger a Nathaly Kimbrock...
-La víctima-añadí para meter algo más de dramatismo a la conversación
-La víctima- repitió- cuando la vi note que estaba cansada, como se burló de mis sabanas de seda quise vengarme, me metí por la 704 y di toda la vuelta al parque, cuando la víctima estaba dormida decidí llevarla a mi cama, pero me arrepentí de mi delito y pensé que me estaba pasando,  y en vez de meterla entre mis sabanas de seda la puse encima de la cama y la cubrí con una preciosa manta, decidiendo que si algún día fuera a estar dentro de mi cama seria por decisión propia, después de aquel delito decidí hacerla un horrible sándwich mixto. Esta es la confesión de mi aterrador delito.
-Iras a la cárcel por esto.
-No iré a la cárcel por esto-contestó.
-Estas reteniendo a una menor en tu casa sin el consentimiento de sus padres.
-Cuando tus padres sepan que estuviste metida en mi cama poco tendrás de menor.
-Tú me has metido aquí- señalé su cama.
-Déjame demostrarte lo que es un beso de verdad.
-Ni lo sueñes Parker, ni lo sueñes- conteste segura de mi misma.
-De acuerdo, ¿te quieres probar el vestido?-Preguntó
-No me voy a probar ese vestido delante de ti- contesté.
-¿Nos apostamos algo?- preguntó.
-Lo que quieras- me burlé.
-De acuerdo, cierra los ojos un momento.
-No pienso hacer eso- contesté-La última vez que me pediste que cerrara los ojos acabe en tu cama, dios sabe que vas a hacerme ahora.
-Por favor- me pidió O’conner con una voz muy dulce.
-De acuerdo- conteste mientras que cerraba los ojos.
-Quédate allí- me dijo.
-¿A dónde vas?- pregunté sin abrir los ojos
-Solo un momento- pidió
No pasaras mas de unos segundos cuando Parker me agarró por detrás, me asusté un poco al principio, me estremecí al notar sus manos en mis caderas.
-¿Preparada?-me dijo con una voz muy sexy.
- No, contesté intentando ser sincera.
Me di la vuelta y en la cama yacía una caja enorme de color blanco, atada con un reluciente y suave lazo rosa, me di la vuelta y mire atónita a Parker.
-¿Qué es esto?
-Un detalle, una tontería de nada- me animó.
-Parker no tenias porque comprarme nada- le dije.
Me acerqué lentamente a la cama y volví a mirar hacia atrás, Parker no se había movido, seguía mirándome intensamente sin quitar la mirada de aquella caja.
-Venga ábrelo- Me pidió.
-Me da miedo – Le contesté- Espero que no sea ningún bicho raro.
-Te prometo que te encantara.-Me aseguró.
Aquellas palabras me dieron algo más que fuerzas para abrir aquel paquete, di un paso más hacia la cama y cogí la caja, me senté en la cama y la miré.
-Allá voy- susurré.
Tiré de la cinta del lazo y vi como en pocos segundos ese precioso lazo se había deshecho, miré a mi alrededor de nuevo y levanté la tapa, al ver aquello no pude evitar emocionarme, nunca antes en mi vida nadie había hecho algo así por mí, miré a Parker y sonreí.
-Lo siento, no puedo aceptarlo- me lamenté de mis palabras en cuanto salieron de mi boca.
-No voy a permitirte que rechaces este regalo.
-No puedo aceptar algo tan caro.
-A mi me sobra el dinero y lo sabes.
-¿Cómo has sabido que estoy enamorada de estos zapatos?-Pregunté sin poder explicármelo.
-Algún día te lo contaré- contestó- pruébatelos.
-¿Estás loco?-Pregunté.
-Por favor, te sentara muy bien con el vestido blanco que llevas.
-No pienso hacer el ridículo delante de ti.
-¿Acaso te importa lo que pienso?- preguntó-Póntelos ahora vengo.
-¿Dónde vas?- pregunté de nuevo
- Tú póntelos-Me ordenó.
Me senté en la cama y me puse esas preciosas sandalias, miré la etiqueta y volví a sentirme mal.
Parker entro en la habitación y se paró en seco, yo me asusté y busqué con la mirada cual era el motivo por el cual O’conner se había parado.
-¿Qué pasa?- pregunte mirándole.
-Nada, es solo que… esto… te quedan muy bien, solo eso- dijo sonriéndome pero siguió sin moverse.
-Gracias.-Le  agradecí otra ver por su generosidad y las buenas maneras que tenía de tratarme.
-No te acostumbres mucho, sabes perfectamente que yo no soy así, pero si es así como te gusta que sea, así seré.
-Parker.
-Nath, no te lo tomes muy enserio, sinceramente-Me dijo mirándome a los ojos - estoy seguro de que actué como actué conseguiré ese beso que quiero.
-No es por nada, pero solo un comentario absurdo, algo casi sin importancia, ¿Por casualidad no te acordaras de que tengo novio?-Le pregunte dándome cuenta de que me había llamado Nath.
-Yo a la que quiero es a ti, no a tu novio- se burló.
Me fue inevitable sonreír, duro poco tiempo ya que mi culpabilidad le gano el pulso a mis ganas de reírle las gracias de Parker.
Se dio la vuelta con tan mala suerte que su móvil resbaló de su bolsillo y se precipitó al suelo. Me asusté pensando que podía romperse, pero al contrario, comenzó a sonar una canción.
-La próxima vez que vuelva a sonar esta canción, pedirás que te bese-Dijo Parker contestando a mi comentario.
-Estas muy seguro de eso- le contesté.
- Es porque presiento que ya quieres besarme.
-¿Ahora eres un adivino? ¿Dónde te has dejado la bola?-Dije bromeando.
-No, lo sé  por cómo me miras- susurró.
- Te miro como miro a todo el mundo- intenté mentir
-Mientes,  me miras con curiosidad, con ganas de conocer más cosas de mí, en el fondo te caigo bien.
-¿Curiosidad?- susurré intentando ver algo más en sus ojos
-Llámalo curiosidad, llámalo deseo, afán , pretensión,  pon el nombre que quieras, seguirá teniendo el mismo significado.- Contesto my seguro de si mismo.
Parker me miro a los ojos, se acercó a mi oído y comenzó a susurrar 
-Te invito a desaparecer del mundo- susurro.
-¿Desaparecer?- Pregunté.
-No para siempre, solo por un instante.
-No puedo desaparecer.
-Claro que puedes- me dijo sosteniendo mi mano.
-Tengo que marcharme, enserio, se ha hecho muy tarde.
-Claro que si, te llevare a casa- se ofreció
-Parker, entiéndelo...
-Solo dame un poquito de tiempo, por favor-Me rogó.
-Iré a por mí abrigo- contesté intentando igualar lo que me estaba pidiendo
-Te esperaré abajo- Dijo Parker como si nada hubiera pasado.
El viaje fue corto, esta vez no dio aquel enorme rodeo, también fue silencioso O’conner estaba concentrado en algo, miraba a su alrededor buscando algo todo el tiempo 
-¿Desde cuándo tienes ese colgante?- me pregunto mirándole fijamente.
-¿Qué colgante?- pregunté sin advertir mi llamador de ángeles.
-Esa baratija que llevas en el cuello- se burló.
-No es una baratija, es un regalo de Jack, un viejo colgante de su madre-contesté en mi defensa.
-Una vieja baratija- volvió a repetir- pero cuídala quizás es más importante de lo que tú te crees.
Fruñí el ceño y seguí mirándolo buscando alguna respuesta  que me explicase a que se refería.
-Duerme bien Nath, tienes permiso para soñar conmigo- Dijo Parker con aquella voz tan coqueta.
-Hasta otra- le contesté igualándolo.
-¿Volveremos a vernos?-Me preguntó cuando estaba a punto de entrar en casa.
-A lo mejor  nos encontramos por casualidad algún día- Respondí cerrando la puerta sin darle tiempo para que contestase.
Sonó el teléfono.
Lo miré atentamente y lo maldije en voz baja 1000 veces, fruñí el ceño pretendiendo que el que estuviera al otro lado se diese cuenta de que cogía el teléfono de mala gana 
-¿Si?- pregunté con tono firme.
-Sabes, yo no creo en las casualidades- dijo de nuevo aquella voz melodiosa.
-¿O’conner?- Pregunté con un suspiro de agonía.
-Tampoco creo en el destino, pero en lo que sí que creo es que en el fondo las cosas pasan por algo, tienen su plan secreto.
-Parker no entiendo nada de lo que me estás diciendo- Alegué.
-Dulce cenicienta, ¿Es casualidad que aun no llegadas las doce hayas perdido tus zapatos?
Después de aquellas palabras, por fin entendí de qué estaba hablando.
-¡Mis zapatos¡- Exclamé.
- No te preocupes, están a salvo en tu cómoda, te he dejado un pequeño regalo allí, espero que te agrade.
-¿Parker intentas comprarme con regalos? – le pregunté sin disimulo alguno.
- Nunca pienses eso, antiguamente, hace mucho tiempo, a las damas de verdad se les cortejaba de esta manera.
-Hasta mañana Parker- Me despedí.
-¿No quieres saber cómo he entrado a tu cuarto?
-¿Me das una pista?-Me burle acordándome todas las veces que me había escapado por allí.
-Hasta mañana, duerme bien-Susurre, al instante colgué.
Subí lentamente por las escaleras, no sé de qué manera pero sabía que algo me iba a hacer bajar de nuevo, entonces en el tercer escalón el teléfono volvió a sonar, baje corriendo para cogerlo
-Parker- contesté enfurecida- te he dicho que hasta mañana…
-¿Parker?
-¿Débora?- Pregunte rezando mentalmente para que no fuera ella.
-¿Qué hacías hablando con Parker?-Preguntó ella.
-Nada, solo me había llamado para pedirme un favor- Mentí 
-Eres muy mala, mentirosa- me contesto.
-Ya te contaré – volví a mentirla.
-¿Estás preparada? – me pregunto con voz entusiasta.
-Si hablas del baile, te diré…
-Por cierto, vas con Keith, ¿No?- me preguntó interrumpiéndome.
- En eso quede con él… – respondí a la pregunta
 -Pues mañana nos vemos, duerme bien, tu vestido no quedará bien con ojeras-se despidió sin dejarme darla una explicación.
-Hasta mañana Deb- Me despedí.
Miré el reloj y bajé a cenar. Cené lo más rápido que pude sin ni si quiera saborear aquella delicatese, me di un baño relajante y me acosté.
Las cosas que había en mi cabeza estaban tan mezcladas que apenas tenía ningún significado, al principio pensé en darle vueltas y encontrar alguna solución, después de dos minutos pensándolo, estaba tan agobiada que decidí dejarlo para otro momento.

55 comentarios:

  1. ¡Por fin! Chica me ha encantado! Sigue escribiendo y subiendo al blog que creo que, hay muchisima mas gente enganchada a parte de mí.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Poorr Fin Me tenias enganchada traumada y desesperada :D

    ResponderEliminar
  3. Buaah , me ha encantado , la espera ha valido la pena ;) espero que vayas subiendo más seguidamente que estoy enganchadísima ... un besito .

    ResponderEliminar
  4. Es genial, tu eres genial ,me encanta el capi sabes cuanto tiempo llevo esperando¿?No, no lo sabes pero al parecer la espera a valido la pena .Me alegra q vuelvas a escribir eres genial escribiendo me a encantado el capi gracias por subirle esperare el siguiente un besazo^-^

    ResponderEliminar
  5. Por fin!! Jajajajaja estaba desesperada, metiendome siempre al blog para ver si escribías. Me ha encantado el capítulo y Parker me esta empezando a enamorar, un beso y publica pronto:D

    ResponderEliminar
  6. Por fin!! Y en serio, está muy bien.
    Tienes talento, chica. Me gustan las conversaciones que creas, son muy chulas!

    ResponderEliminar
  7. buaaaaaa porfin :) me a encantado el capii y cada vez me enamora mas parker sigue asi y no tardes mucho en subir el siguiente porfa

    ResponderEliminar
  8. Yo me agobiaría si Parker me espiara, entrara en mi casa y además quisiera comprarme por regalos. De todas formas me encanta :D

    ResponderEliminar
  9. INCREIBLE! me encanta de verdad, a ver para cuando el próximo :)

    ResponderEliminar
  10. Por fin¡¡
    Ya no podia más ¡¡ Bueno a leerlo , seguro qe estará GENIAL¡¡
    (como siempre) Besacos¡¡

    ResponderEliminar
  11. Me encanta¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Ay diosss me encanta chica me has enamorado con esta historia eres una escritora de categoria! me ha enamorado la forma de hablar de parker es increible .....

    ResponderEliminar
  13. me encanta! de verdad tienes talento, yopienso que parker esta perdido, ya tiene bastante kon keith y jack como para que parker venga y ella se enamore de el no?? es lo que pienso , pero a mi me encanta no lo dejes de verdad besazos!!! ;)

    ResponderEliminar
  14. Tenia muchisimas ganas de leer el capitulo, me cae super mal parker se cree el mejor....
    Espero leer un nuevo capitulo antes :) que me muero de la intriga

    ResponderEliminar
  15. Si te digo la verdad, me encanto!! No me esperaba nada de eso, espero que sigas escribiendo asi de bien!! :D

    ResponderEliminar
  16. Me encanto! Parker me cae súper mal y pobre Jack no merece que le mienta. Sube pronto el siguiente cap. Pasarias por mis blogs?

    ResponderEliminar
  17. aaai por fin :) me ha encantado !

    ResponderEliminar
  18. Hola, concisas y precisas letras van desnudando a golpe de talento la germinal pureza de este blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te espero en el mio, será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos solistas..

    ResponderEliminar
  19. Hermosas palabras.. Me encanto esta entrada, cuando quieras pasate por mi blog.. y dejame tu opinion. Te sigo :D Gracias ♥ http://rompistemicorazon.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. Hola, pues solo quería invitarte a mi blog, acabo de empezar a escribir una historia y quiero ver si va a funcionar :D

    http://angelavivealdia.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
  21. SUBEEE PRONTOOOO!!!!
    http://lacomplicadavidadeunaadolescente.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  22. ohh es precioso!! yo sinceramente quiero que se quede con Jack, porque es muy dulce. Me encanta como tu chulería se ha esfumado por ella, es realmente tierno.
    Escribe pronto que me he enganchado :$ hahaaha
    Tiienes un premio en mi blog, espero que te haga ilusión
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  23. Me encanta tu blog, lo leo desde hace un tiempo.Acabo de empezar uno con una amiga si tienes tiempo pasate por http://cintasviejasdecassette.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  24. Tu blog es único!! *-* me encanta la historia estoy súper pegada a ella ;) please sube el próximo capitulo

    ResponderEliminar
  25. AMO tu blog:) La historia es genial, engancha muchísimo. Sube los próximos capitulos por dios :D jaja
    Pasate por http://fandetusonrisa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  26. adoro tu historia:) esperare el sigiente capitulo con impaciencia!!!porfi pasate por mi blog:
    http://tobeornottobeesanoeslacuestion.blogspot.com.es/
    te sigoo!! bsss

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. Me encantaa!! sube el proximo pronto! pasate si quieres :http://coleccioniistademomentosfelices.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  29. Hola me encanta tu blog yo ta te sigo espero que tu tambien me sigas http://empecemosporunparasiempre18.blogspot.com

    ResponderEliminar
  30. Pasaos por este blog por favor :D
    http://novelameganniall.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  31. Pon ya el capítulo 25 k tengo muchas ganas de leerlo porfaaa....:)

    ResponderEliminar
  32. Ains, estoy enamorada de Parker..!!:)
    Tienes un blog precioso, te sigo!

    ResponderEliminar
  33. ¡ Aw ! Por lo visto en tus comentarios y en la presentación del blog, esta historia tiene muuuuuuy buena pinta! Creo que me lo voy a empezar a leer más pronto que nada, ahaha.
    Te dejo mi blog por si te apetece pasarte, estaría muy muy muy agradecida :3
    lululaila.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  34. Me enamoré de tu historia pero ya hace 3 meses que no escribes, me gustaría saber que pasa con Nathaly

    ResponderEliminar
  35. Oas amor, nada, solo quería decirte me he enamorado de la historia, de la emocionante y entrovertida vida de esa pequeña niña que no se lo puede creer, pero que su vida acaba de cambiar. Por eso, quería preguntar que cuando volveré a poder sentir esa sensación de intriga que siento cuando la leo, dentro de poquito, podría ser?

    ResponderEliminar
  36. Tengo que tener cuidado si no quiero enamorarme yo también de Parker... Pero me da pena Jack y Keith. Esto ya no es un triangulo amoroso es una orgía! hahaha me encanta sigue escribiendo, de verdad :)

    ResponderEliminar
  37. Hola, me encanta tu historia de verdad y Parker me parece encantador, tienes un facilidad para escribir increíble, un beso muy grande y te invito a pasarte por mi blog makeiteasyeveryday.blogspot.com, te espero ^^

    ResponderEliminar
  38. he leido absolutamente todo tu blog y me parece fantastico. me encantaria leer el siguiente capi pronto, porqe kiero saber mas cosas sobre parker, es el mejor.

    ResponderEliminar
  39. http://cuandodejesdeolvidar.blogspot.com.es/ ;) Es nuevo y me gustaria que lo siguieras. Espero que te guste. ;)

    ResponderEliminar
  40. Hola la historia esta genial, y la verdad me dejas con las dudas de algunas cosas, sigue publicando o moriré.

    Dejo mi blog por aquí por si quieres verlo.. *_*

    http://historiasparaperturbados.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  41. Tu historia es preciosa me he viciado jejeje. Visita mi blog por favor: http://saraeyf.blogspot.com.es/
    Me gustaria que me siguieras. Un beso y publica pronto ;)

    ResponderEliminar
  42. Genial el capítulo, tienes premio en mi blog. La url:http://enotroladoatulado.blogspot.com.es/2012/09/premio.html

    ResponderEliminar
  43. Hola, tu novela es linda :) Aunque hace tiempo que no estás publicando nada, te vengo a avisar que tengo un blog nuevo y estás en la lista de recomendados, pasate y hechale un vistazo si queres http://chocolateeverywhere.blogspot.com/ beso, y segui la novela que esta muy buenaaa.

    ResponderEliminar
  44. ...traigo
    ecos
    de
    la
    tarde
    callada
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    COMPARTIENDO ILUSION
    LULU

    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...




    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE LEYENDAS DE PASIÓN, BAILANDO CON LOBOS, THE ARTIST, TITANIC SIÉNTEME DE CRIADAS Y SEÑORAS, FLOR DE PASCUA ENEMIGOS PUBLICOS HÁLITO DESAYUNO CON DIAMANTES TIFÓN PULP FICTION, ESTALLIDO MAMMA MIA,JEAN EYRE , TOQUE DE CANELA, STAR WARS,

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  45. Espero q subas el otro cap pronto :) Q sepas q siempre te seguiré y q me encanta tu blog <3

    ResponderEliminar
  46. Te está quedando muy bien la novela, sigue así. No deberias tardar tanto en subir los capitulos, ya a penas recuerdo el principio de la novela y así cuesta seguirla. De todos modos, sigue así y llegarás lejos :D

    ResponderEliminar
  47. me encanta esta novela quiero ya el siguiente capitulo estoy muy ansiosa que paso contigo aparece pooorfaa !!

    ResponderEliminar
  48. Por favor, sigue escribiendo. Tieenes talento :)

    ResponderEliminar
  49. Me he leido todos tus capis en un día!!!! Me a enganchado bastante, esta muy bien la historia y espero que muy pronto puedas volver a subir otro capítulo ya que e visto que desde febrero no actualizas... Pero bueno esperare, con ganas de masas!!!!! Haber que pasa con el seductor de Parker :p

    ResponderEliminar
  50. ¿No vas a seguir escribiendo? Me he enganchado a esta historia y ahce mucho que no la sigues... :( x

    ResponderEliminar
  51. No me lo puedo creer >-< He releído los últimos capítulos para volver a entrar en contexto, y cada vez me tienes más y más enganchada ;)

    Parker no me cae mal, pero me siento mal por Jack (siempre será mi chico número 1 en esta historia)

    besitos<3

    ResponderEliminar

Chat suprimido por suplantación de personalidad hasta nuevo aviso.

Cerró los ojos, y lanzo la llave lo mas lejos que pudo.