Una chica como otra cualquiera,
El chico mas popular del instituto,
Un mundo totalmente diferente que les separa.

11/7/11

Capitulo 16 : Shamara.


Cerrar los ojos, salir del coche y gritar, soñar, volar, cualquier cosa que hiciera posible evadirme de aquella incómoda situación. Según pasaban los segundos el silencio invadía aun más el coche, era evidente que yo le ocultaba algo, también era evidente que a él eso le molestaba mucho.
-Keith, cuando llegue el momento te lo contaré.
-Nath.
-¿Si?-Pregunté con la esperanza de que dijera algo que pudiese tranquilizarme.
-Ya hemos llegado.
-Por favor Keith, dime algo.
-Nath, no sé que quieres que te diga, sinceramente, ¿Qué es lo que quieres oír? Sabes que nunca podre enfadarme contigo, eso lo sabes, pero no me gusta la idea de no confíes en mi.
-No, Keith espera… -Le sujeté de la mano para impedirle salir del coche.-Nada se ha acabado, todo será igual, te lo pr…
-Nunca antes me has ocultado algo-Me interrumpió. –Nunca, vamos, Jack nos espera.
-Ve tu, yo quiero ir al servicio-mentí- ahora voy.
Keith salió del coche y se dirigió hacia la puerta del hospital, cuando  mis ojos dejaron de percibir su perfecta silueta no me aguante mas y rompí a llorar.
Las lagrimas brotaban por mis mejillas  y caían por mi rostro imitando a la lluvia,  me deje caer a un lado del coche y  me senté sollozando mientras apretaba fuertemente los puños.
La rabia  invadía cada célula de mi cuerpo, al principió no pude entender lo que me estaba ocurriendo  pero tras pensarlo durante unos minutos empezé a darme cuenta de la situación en la que estaba.  Cuando Jack me engaño con Florentine no solo me sentí mal, ni engañada,  me sentí frustrada, humillada, toda la confianza que había depositado en él , todos los momentos que habíamos pasado, ese hueco que le había  concedido en mi pequeño corazón, todo el amor que le había otorgado me reboto en la cara, aquellos días de sufrimiento que pase podría describirlos como los peores días de mi vida, toda la ilusión que me proporciono Jack al principió se desvaneció en cuestión de segundos,  pero aun después de todo aquel sufrimiento , de aquellos días tan horribles que me hizo pasar, si alguien me preguntase  si lamentaba haber estado con él , o haberle conocido, contestaría que no , nunca, no me lo pensaría  ni un solo segundo. Esto es lo que pasa con la mayoría de las personas que están enamoradas, se sienten tan fascinadas por la otra persona que perdonarían casi cualquier cosa, aunque esto conllevase sufrimiento.
Después de analizar la situación me sentí aun peor, de algún modo yo le estaba haciendo a Jack lo que él me había hecho a mí, le estaba engañando, no físicamente con nadie, si no aun peor.
Volví a cerrar los ojos y suspiré, busqué en mi mente algo que me calmase , aquellas palabras llevaban tiempo ya rondando por mi cabeza, yo después de ignorarlas varias veces  decidí dejarlas salir a la luz.
Tu y yo nunca fuimos amigos, pasamos de nada a todo, pasaste de odiarme a quererme, pasaste de ignórame a pensar día y noche en mi, pasaste de insultarme a decirme "Te quiero ", de despreciarme con la mirada a observar cada movimiento que hago, Nath, no pasamos por la etapa de la amistad, asique… ¿Amigos?, no lo sé, dímelo tú.

Intenté reconocer  aquella voz, no me costó mucho, sin duda era su voz. Recordé una vez más aquella frase y su significado, la opción de todo y a la vez nada. Cuando empecé a encontrarle sentido a todo esto, cuando mis pensamientos por fin empezaban a tener un significado sonó mi teléfono.
-¿Si?-Pregunte. Era un número que yo no conocía.
-Hola, te sorprenderás de mi llamada, lo sé, eres la última persona a la que recurriría en esto, pero es una urgencia y todo el mundo está muy liado con lo del baile. Ya sé que tu no entiendes mucho de esto, pero para facilitarte las cosas te voy a poner un ejemplo, a ver, imagínate… imagínate que tienes que hacer la elección de tu vida,  y que de esa elección depende tu futuro, todo, tus nuevos amigos, tus enemigos, depende  la opinión que los demás tengan de ti el resto de tu vida.
-Debora creo que no es un buen momento para preguntarme esto.
-Todavía no te he hecho la pregunta.
-¿Cómo lo has sabido?
-¿Cómo he sabido el que? bueno da igual no importa, a lo que iba, a ver  te explico , dentro de dos semanas es el baile final del instituto, el acontecimiento más importante de nuestra estancia en el instituto, todo lo que venga después, la imagen que tengan todos de ti en el futuro se verá condicionada por el baile. Mi problema es este, obviamente como habrás imaginado yo seré la reina del baile, ese es mi problema.
-¿Tu problema es ser la reina de un estúpido baile?
-No, Nathaly por dios concéntrate, ¿Cómo va a ser ese mi problema? Mi problema es que todos los años cambian el color de la piedra de la tiara, en tu idioma, la corona de la reina lleva una piedra, cada año es de un color diferente, nunca ha coincidido, y según mis cálculos este año puede solo puede ser roja o  lila.
-Debora, de verdad, no entiendo tu problema.
-Nunca valdrás para esto, mi vestido, el vestido del baile tiene que ir a juego con la tiara,  tengo en la mano dos vestidos preciosos, uno rojo y otro de color lila. ¿Cuál escojo?
-¿Me llamas para preguntarme que vestido escoger?-Anonadada.
-¿Estas segura que tu de pequeña no te distes algún golpe o algo así por el estilo? Necesito que me des una copia de la cartilla de tu medico, creo que  ocultas alguna enfermedad de retraso. Llevo cinco minutos explicándote para que te he llamado, enserio, necesito tu ayuda.
-Debora, sinceramente, no tengo ni idea de qué color va a ser la tiara, pero  ¿Por qué no te compras un vestido blanco?
-Un vestido blanco-Murmuro repitiéndome.
-¿Ahora eres tú la del retraso?-Pregunté burlándome de ella.
-Es una buena idea .Gracias, Adiós.
Debora me colgó sin más, después de la prolongada conversación con Debora de su estúpido vestido decidí entrar, llevaba demasiado tiempo en el baño, podrían empezar a preocuparse.
Caminé  hacía la puerta intentado respirar hondo y secándome los restos de las lagrimas que pocos minutos  antes se habían deslizado por mi rostro. Crucé la  entrada principal y me encontré a Keith apoyado en el mostrador.
-Hola Nath.
-Keith-Sonreí-¿Qué haces aquí?
-¿Has llorado, ya te lo han dicho verdad?
-¿Me han dicho el que?
-Mierda.
-Keith, ¿decir el que?
-¿No has hablado con él?
-¿Con quién? , ¿Con Jack?
-Ve ha hablar con el Nath, tiene algo que decirte.
Sin mas, sin ningún otro motivo que el que tuviera que hablar con migo, rompí a llorar. De nuevo las lagrimas brotaban por mis mejillas, unas recorrían el camino de las que anteriormente habían dibujado un cuadro de tristeza en mi cara, otras se abrían un camino nuevo  para dibujar lo que pronto seria el final.
Keith, como siempre, mostró el tipo de persona que era y me abrazó, me rodeo con sus musculosos brazos y apretó fuertemente contra el, por un instante me olvidé de la situación e intenté disfrutar un poco del abrazo, pero ya sabéis lo que dicen de esto ,  lo bueno dura poco.
-No te preocupes pequeña, todo va a salir bien, te lo prometo.
Le miré  asustada, sus palabras cada vez me daban más miedo.
-Keith, ¿Qué es lo que pasa? por favor no me asustes de esta manera.
-Él te lo contara.
Después de oír aquellas palabras el corazón se me acelero el doble, sin despedirme ni siquiera de Keith me dirigí a la habitación de Jack.
Abrí a puerta de la habitación violentamente y entré.
Busque con mi mirada desesperadamente a Jack, pero no estaba.
-¿Buscas a Jack verdad?
Después de oír esas palabras me sentí un poco confundida, o me estaba volviendo loca o un ángel de la guarda me perseguía y me hablaba en ocasiones. De repente vi como alguien corría la cortina, detrás de ella una chica de unos  once años me miraba y me sonreía.
-¿Buscas a Jack verdad?- Repitió.
-Sí, ¿Quién eres tú y como sabes a quien busco?
-Eres ella. Eres Nathaly Kimbrock.
Esta situación cada vez me desorientaba más.
-¿Quién eres? ¿Mi ángel de la guarda?-Pregunté perdida.
-No, soy Shamara , encantada .
-Oye Shamara, me estas asustando.
-Tranquila, no soy tu ángel de la guarda, ni tampoco un espía rusa que te vigila, soy la compañera de cuarto de Jack, llegué hace dos días.-Dijo la niña sonriendo.
-Ahh, su compañera de cuarto, de verdad, ya me habías asustado. ¿Y que haces aquí?
-Tengo cáncer.-Respondió sin cambiar de expresión
-Shamara, de verdad que lo siento, no quería…
-Tranquila-Me cortó – No tienes por qué sentirlo, ya lo tengo superado. Me lo encontraron hace dos años, cuando tenía ocho. Se supone que lo eliminaron pero este año recaí, y ahora todas las células de mi cuerpo son víctimas de ello. Vengo al hospital el primer domingo de cada mes, me hacen algunas pruebas y prueban algunos tratamientos, después de eso, me quedo durante seis días en el hospital recuperándome. Cuando vuelvo a casa, puedo hacer mi vida normal.
-Eres muy fuerte, demasiado para la edad que tienes.-Estaba asombrada.
-Mi padre dice que soy mucho mas madura que cualquier niña de mi edad. Dice que soy como una luciérnaga, llena de luz, pero miente, muchas noches le oigo llorar en su cuarto, todos sabemos que mi luz se apaga poco a poco, pero el todavía no lo asimila.
Otra vez  las lagrimas emergieron de mis ojos, al lado de Shamara y su valentía, yo parecía nadie. Su coraje me deslumbraba, su manera de hablar, de actuar, como si tuviera cien años, todas esas cosas, me fascinaban. Sentía lastima, mucha lástima, no comprendía como el mundo se podía llevar a semejante criatura.
-No tienes que llorar ni sentir lástima por mí.  Eso me lo decía mi madre. Sonríe Nathaly, sonríe tú que puedes, tienes todo lo que una chica adolescente querría tener.
-No sé de lo que me hablas.
-Le tienes a él, a Jack. Le conocí ayer, después de que os fuerais. Después de mi tratamiento, las primeras noches, me cuesta mucho conciliar el sueño. El empezó contándome un cuento, pero al rato se dio cuenta de que “La caperucita roja” dejo de interesarme desde hacía mucho tiempo.  Me contó una historia, según él  se la estaba inventando, pero a los pocos minutos del comienzo comprendí que hablaba de él. 
-¿Jack hablando de él? Me sorprende-declaré.
-Empezó contándome como la conoció, la llamaba “Lady Love”, eso al principio me confundió un poco, pero me di cuenta de que era algo real  observando la manera en la que reflejaba sus sentimientos. Me contó como la hacía burla para molestarla, sinceramente, yo creía que eso lo hacían solo los chicos de mi edad, pero después de su relato vi que no crecen hasta mucho después, en el fondo no me pierdo mucho. Me habló sobre su escondite secreto y como se lo dio a conocer a propósito, dijo que paso a ser algo como “Su nido de amor”.
-No sabía que Jack lo viese así.
-Jack sabe ocultar los sentimientos, pero ¿Por qué se los iba a ocultar a alguien como yo?
-¿Alguien como tú?
-Sí, alguien que no vivirá lo suficiente para contárselos a nadie. Tranquila,  no te preocupes, no lo digo en mal sentido, si no para que entiendas su cabeza. ¿Quieres escuchar más?
-Claro, adelante.
-Lo siento pero Shamara tiene que acompañarme, tranquila, volverá en un momento, además, creo que Jack ya está acabando.
Mire hacía la dirección de la puerta y allí estaba, el médico que había atendido a  Lúa en urgencias.
-Ya voy-Exclamo Shamara.
-Doctor, ¿Dónde esta Jack?-Pregunté.
-Con los especialistas-Contestaron el doctor y Shamara a la vez.
-¿Con los especialistas?-Pregunté aturdida.
-Si-siguió el doctor. – Necesita nuevas opiniones sobre su caso.
-Shh, no sigas Andrhiu, ella todavía no lo sabe.
-Ah, lo siento de veras.
-¿Qué no se el que?-Me puse nerviosa
-Jack debe estar a punto de llegar, él te lo contara.
Después de decirme eso, los dos abandonaron la habitación. Me fijé en las cortinas de aquel cuarto, vi que la ventana de aquella habitación daba a un precioso prado verde, sin pensarlo dos veces corrí la cortina hasta el final y la luz del día invadió la habitación.
-Gracias.
Me di la vuelta.
-¿Cuánto tiempo llevas aquí? Pregunté.
-Poco, escasos segundos. ¿Puedo abrazarte?
-Claro que si Jack-Dije antes de  dejarme caer en sus brazos.
-Te he echado de menos Jack.-Exclamé.
-Y yo a ti.
-¿Por qué me has dado antes las gracias? Solo he corrido la cortina, creo que tienes un botón en la cama para correrla automáticamente.
-Voy a pasar mucho tiempo aquí Nath, muchísimo. Has alegrado la habitación un poco, ni siquiera sabía de la existencia de aquella pradera verde, es muy hermosa, como tú.
-Jack, que..
-Ya veo que has conocido a Shamara. ¿Una chica increíble, eh?
-Sin duda lo es.
-La conocí ayer, es una niña muy inteligente y madura. Me duele tanto lo que la esta ocurriendo, no lo llego a comprender del todo.
Vi como sus ojos empezaron a humedecerse, sin dudarlo ni un momento le tendí otro abrazo.
-No entiendo como ha podido soportar hasta ahora todo el dolor causado en su vida.
-Es muy fuerte.
-Por lo que he entendido su madre fue la que la enseño a ser fuerte, tenia otra hermana, se llamaba Elena, tenia  una infección en los pulmones, era una enfermedad irreversible que se transmitía mediante el aire. Elena tenía apenas cinco años, la aislaron en una habitación hermética del hospital en la que solo podía ver a sus padres mediante un cristal. Nadie podía entrar a aquella habitación salvo los médicos, vestidos con trajes especiales. Elena lo entendía todo perfectamente, tenía cinco años pero sabía que si salía de allí le haría daño a la gente. Un día Eleanor, la madre de las chicas  fue a hablar con Shamara, solo la dijo que la quería y que cuando fuese mayor lo entendería, a su marido simplemente le dejó una nota. Aquella tarde, la madre de las pequeñas se armó de valor y burlando la seguridad entró a aquella habitación. Esa acción ya no tenía reverso, Eleanor estaba también infectada, pero estaba al lado de Elena.  Cuidó de su pequeña hasta que su luz se apagó del todo, a los pocos días ella también falleció.  Su padre tuvo un tiempo de recaída y Shamara estuvo viviendo con sus abuelos durante nueve meses. Lo que para muchas personas significó la estupidez de toda su vida para Shamara significó un ejemplo a seguir, a luchar, su madre dio la vida solo por alegrar unos días a su hija pequeña, lo dio todo por ella, eso es lo que a Shamara le da tanta fuerza, sinceramente no creo que sea tan fuerte, simplemente lo aparenta, sabe que su padre no aguantara otra perdida mas.
Las lagrimas resbalaban por mi rostro como nunca lo habían hecho, un agujero negro se apoderaba de mi estomago vaciando completamente mi ser. Aquella historia que me había relatado Jack sobre la vida de la pequeña Shamara hacía que todos mis problemas dejaran de tener sentido.
Me aferré fuertemente a los brazos de Jack y cerré los ojos.
Sin saber en la dimensión que estaba empecé a oír algunos susurros. Abrí un poco los ojos y vi a Jack y a Shamara hablando, entendí que el sueño se había apoderado de mí y había caído dormida. Jack se dio la vuelta pero cerré los ojos, técnicamente me hice la dormida. Después de que Shamara me relatase aquella historia sobre los sentimientos ocultos de Jack, sentía curiosidad de aquel mundo oculto.
-¿Ya se lo has contado?-Le preguntó Shamara a Jack.
-No aun no.
-Merece saber la verdad. Estas cosas no son buenas ocultarlas.
-No he tenido tiempo, no se por dónde empezar.
-Cuéntaselo, a nadie le gusta que le oculten algo así.
-¿Contarme qué?-Pregunté atemorizada.
-Nath, ya estas despierta. Tenemos que hablar, tengo algo que contarte.









24 comentarios:

  1. Me ha encanttado este capitulo...
    pobre Shamara, no se merece lo que le esta ocurriendo es muy pequeña :(
    pero ¿que es lo que tiene que contarle Jack a Nathaly? ¿queeeee eeees?
    pues eso que me ha gustado mucho...
    ¿Cuando subes el capitulo 18?

    ResponderEliminar
  2. eso eso estoy con ella el capitulo 18? madre mia me matas de la curiosidad
    me encanta la historia, por favor que no le pase nada a Jack me muero con el xDDD

    ResponderEliminar
  3. Cada día esto es más bonito, pobre chiquilla, y me arde por dentro saber lo que le pasa a Jack,,

    ResponderEliminar
  4. Dios mio me estas dejando cada vez más intrigada. Que penita lo de la nena, pobrecita. No nos mates a Jack ni nada por el estilo por ddios ¿que tiene este chaval?
    Para cuando el capitulo 18?
    Te esta quedando sublime la historia! Me encanta ^^!

    ResponderEliminar
  5. Peroo Peroo!! *.* Shamanta es muy Pequeña para que sufra asii! xD Espero que pongas en el Capitulo 18 que quiere contarle Jack a Nathalyy! Que Intriga que Intrigaa!! :DD

    ResponderEliminar
  6. pufff;$ sube ya el 18^^
    esta istoria me deprimee

    ResponderEliminar
  7. me gusta tu blog, te sigo. Te dejo el mio por si te apetece pasarte, comentarme y seguirme y demas.
    elchicodelsombreromagico.blogspot.com
    un besazo!^^

    ResponderEliminar
  8. Me has emocionado, este capitulo es precioso, pero por DIOS que es lo que tiene Jack? Pase lo que pase que no se nos valla !!

    ResponderEliminar
  9. :o que bonito le va a decir que tiene cancer? :C

    ResponderEliminar
  10. Dios, ¡amo tu novela! Enserio, chica, eres buenísima... Yo he intentado empezar una, pero nada, me rindo.. Jajaja, hago 3 capítulos, bastante largos y luego no me da tiempo de terminarlos, por eso, lo que escribo lo escribo corto en mi blog y eso..
    Volviéndo a lo tuyo, enserio, me encanta. Empezé a leérmelo ayer. Se que llevas tiempo y eso pero es que me llegó el evento ayer y ahí empezé, ya hoy me lo terminé y te juró que lloré.. Cuando leo algo, me meto mucho en el papel de la protagonista e intento buscar similitudes entre la protagonista y yo, jaja, quizá en esta lo que veo es que está entre dos chicos y eso.
    Una vez más, me ha encantado. Te sigo ¿vale? Intenta pasarte por mi blog tu también. Un besaso, sigue así.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta tu historia. Te sigo, y espero que te pases por mi blog :D
    Besiitos

    ResponderEliminar
  12. Dios, me encanta tu novela, me he leído todos los capítulos en un día, es preciosa. Ahora mismo estoy con la intriga de lo que pasará después, por favor no tardes en escribir más. Un besito!

    ResponderEliminar
  13. Dios, como me puedes dejar así?
    Cuando pones el próximo capitulo?
    Dios, no puede pasarle nada enserio D:
    Hoy me has agregado al tuenti y me he leido todo lo que llevas escrito, me he enganchado tienes que seguir!
    No le puede pasar nadda :S!
    Unbesoo♥

    ResponderEliminar
  14. Hola^^ Un blog genial, estaré atenta, muy buenos textos:)Soy escritora, pasate por mi bblog y me dices que te parece: http://amormasalladelaunicidad.blogspot.com/Espero tu critica.Un beso ♥Gracias:)

    ResponderEliminar
  15. *_* Y.Y Jack no morira para salvar a shama... no?? O ke pasa??? está enfermo ??? AinSs.. tengo un nudo en el estómago ;(

    ResponderEliminar
  16. hola¡¡ Pues ke is te podrias pasar por mi blog ;S eske estoy empezando una historia y me gustaría saber si os gusta está solo el prólogo pero bueno .
    http://historiasromancedrama.blogspot.com/
    Pasense por fis¡¡

    ResponderEliminar
  17. Me encanta tu blog ^^ Y me gusta cada vez me gusta mas. Es mi peli favortita, Keith! Porque sale Jesse McCartney hahaha

    ResponderEliminar
  18. http://makeyourdreamsplease.blogspot.com/ Pasate si quieres :D

    ResponderEliminar
  19. Hola! :)
    Soy la propietaria del blog "Hold my hand..." he cambiado el blog, y ahora es este
    http://elcomienzodelaleyenda.blogspot.com/
    Sigueme, tú ya estás en mi lista de seguidores, un beso!^^

    ResponderEliminar
  20. Lo primero darte la enhorabuena por esta gran historia que estas escribiendo, pero continuar diré que me a entusiasmado la conversación que hemos tenido sobre tu obra, lamento que nuestras conversaciones no comenzaran con buen pie, hoy en día estoy completamente convencido de que este libro no es un plagio y de que su escritora tiene una gran imaginación, ya que, historias tan buenas como esta no se leen todos lo días, de nuevo Felicidades.

    ResponderEliminar
  21. dios voy a por el siguiente q no puedo irme a dormir sin saber q le pasa a Jack

    ResponderEliminar
  22. diosssssss como la deje me enfado y no la leo mas!

    ResponderEliminar
  23. Esta genial el capitulo...casi para derramar lagrimas-.

    ResponderEliminar

Chat suprimido por suplantación de personalidad hasta nuevo aviso.

Cerró los ojos, y lanzo la llave lo mas lejos que pudo.